Gran día el que vivimos el pasado 26 de enero en el polideportivo municipal de Jumilla. vii carrera solidaria colegio cruz de piedra cooperativa de ensenanza jumilla 67

Este año, realizamos nuestra VIII Carrera Solidaria a beneficio de la fundación «Síndrome de Dravet», con la intención de aportar nuestro pequeño grano de arena a esta labor tan importante y necesaria.

El día comenzó con la charla de Juan Tomás Bernal, «Saboni», maestro de Taekwondo en el Gym3 de la localidad, y padrino en esta octava edición de la Carrera Solidaria. En esta charla, Saboni acercó a los alumnos el deporte del Taekwondo, ademas de explicar su vida deportiva ligada a este deporte. Además, los componentes del Club de Taekwondo de Jumilla nos ofrecieron una exhibición que dejó a alumnos y profesores con la boca abierta. También, asistieron los alumnos, profesores y educadores del Centro de Educación Especial Virgen de la Esperanza, los cuales pudieron escuchar la charla y después correr con todos los alumnos en las distintas modalidades de la carrera.

vii carrera solidaria colegio cruz de piedra cooperativa de ensenanza jumilla 58Una vez terminada la charla y la exhibición, toda la comunidad educativa desfiló hacia el polideportivo con pancartas en las que podíamos leer la palabra PAZ en diferentes idiomas.

Al llegar al reciento deportivo comenzaron todas las carreras y, junto con nuestros alumnos y los alumnos del colegio Virgen de la Esperanza, corrió Super Dravet, que nos animó a todos a dar un paso más y llegar a la meta, cumpliendo así nuestro sueño solidario.

Allí contamos con la presencia de Juana Mª, patrono de la fundación Dravet, animándonos y dándonos una lección de fuerza, amor y trabajo.

vii carrera solidaria colegio cruz de piedra cooperativa de ensenanza jumilla 34La carrera solidaria que vivimos fue una experiencia extraordinaria, llena de momentos emotivos y la transmisión de valores fundamentales. La comunidad se unió con entusiasmo, corriendo juntos hacia la meta para apoyar a la Fundación Síndrome de Dravet. Cada paso reflejó solidaridad y empatía, creando un ambiente de unidad y esperanza. Los participantes no solo compartieron la alegría de cruzar la línea de meta, sino también la satisfacción de contribuir a una causa tan noble. Las camisetas, más que prendas deportivas, se convirtieron en símbolos de solidaridad, y la recaudación obtenida se destinó íntegramente a la fundación, brindando apoyo crucial a quienes luchan contra el síndrome de Dravet. Fue un evento que dejó una huella perdurable en todos nuestros corazones.